Aprendamos sobre…las alergias

Aprendamos sobre…las alergias, pero no leáis pensando que aquí os voy a descubrir cómo olvidaros de los pañuelos de papel durante la primavera, lo siento pero no! Pero como ahora es una de las consultas que más trato, pues os instruyo un poco. Como os repetiré hasta que os hartéis, en este blog trataré de daros información (que para mi es el Poder), para que elijáis y si de paso aprendéis algo…¡Genial!
Vamos a hablar un poco en términos facilones y aprendamos sobre…las alergias.


ALERGIAS:
Éstas son en sí, una respuesta EXAGERADA de nuestro Sistema Inmunitario, ante la «invasión» de una sustancia o factor ambiental, que hace que los Glóbulos Blancos (que son los guardianes de nuestra salud), se vuelvan medio locos y «luchen», como si no hubiera un mañana, contra esa «cosa», que por otro lado, no tiene porqué ser nociva para la salud, por eso existen personas NO alérgicas, ¡gracias a Dios!.

TIPOS:
Tipos de alergias hay muchas, la forma más fácil de clasificarlas es o según la sintomatología que producen o en función del alérgeno ( que es la puñetera «cosa» que nos hace la vida imposible). Pero para esto le hemos puesto aprendamos sobre…las alergias a esta entrada, para ir conociendo al enemigo.
Hay alergias cuyos síntomas se manifiestan en la piel. Los síntomas son innumerables: rojez, descamación, inflamación, picor…son también muy latosos y además lo más probable es que sea difícil saber porqué han llegado, porque el alérgeno en este caso también puede ser innumerable: Sol, níquel, medicamentos (¡Sí!, incluso ese que llevas tomando años…que muchas veces me dices que como llevas tanto tiempo tomándolo, ese no puede ser…), picaduras, alimentos….complicado este apartado de los alimentos, daría para seis posts…Lo «bueno», si es que tienen algo de bueno las alergias cutáneas, es que muchas veces son puntuales y conforme vienen, se van; ¡no siempreeee! que ya veo a la de la eterna urticaria rascándose sin parar y dejando de leer este post enfadada perdida!!! Me refiero a los síntomas que vienen dados por un agente que se conoce como por ejemplo un alimento, medicamento… se retira el agente, se retira el síntoma. Ahora vete y dile esto a un alérgico estacional, a ver cómo le retiras la PRIMAVERA.

Hay alergias que «atacan» a los ojos con lagrimeo y conjuntivitis y otras a las vías respiratorias. Éstas, suelen hacer invalidante el día a día de las personas que las sufren, porque su sintomatología es amplia y latosa: estornudos, rinitis (agüilla constante que cae por la nariz), tos y dependiendo del grado de la reacción puede llegar a complicarse con asma, etc, etc… Así que cuidado con no tratarse este tipo de alergias, puesto que en algún momento se puede ver limitada la capacidad respiratoria y ese asma se llega a cronificar. Los factores que las  provocan son:
-Polvo: lo que todos conocemos por los ácaros.
-Animales: al pelo de éstos.
-Hongos: llamada alergia a la humedad (que en exceso y estancada, hace que proliferen los mohos).
-Polen: las llamadas Alergias Estacionales o más bien Primaverales, (aunque con lo loco que está el tiempo hoy en día, hay gente que a finales del invierno ya está moqueando).

Como ya he dicho, las alergias, son respuestas inmunitarias pasadas de rosca, en esa lucha, la principal culpable de las reacciones que se tienen, es la dichosa Histamina, que no os voy a hablar de ella a fondo diciéndoos lo que podéis encontrar en la Wikipedia, porque me meto en cosillas complicadas que p´aqué. Sólo deciros que es una sustancia que anda por el cuerpo y cuando se rebota la lía parda, que tiene un papel fundamental dentro de las reacciones alérgicas y el sistema inmune y que se vuelve loca cuando entra un cuerpo extraño dentro del organismo (a veces acierta, otras no y ahí aparecen las alergias).

 

¿CÓMO NOS PUEDEN AYUDAR LOS COMPLEMENTOS ALIMENTICIOS?

En medicina convencional, alopática o la de la bata blanca y hospitales, se recetan antihistamínicos que hacen que esa sustancia se «relaje» un poco. En la medicina Natural, en las hierbas, en la jardinería con ínfulas de medicina, en la «otra» medicina, o como la queráis llamar, (en la que yo me muevo vaya), también tenemos sustancias que actúan como antihistamínicos naturales. Como todo no vale para todos, os nombro algunas generales sin dosificaciones ni mezclas, sólo a grosso modo.

Suplementación:
En planta: la Bardana, el Grosellero Negro, Helicriso o Sol de Oro, Fumaria, Romero, Comino Negro…
Vitaminas: la B6 que ayuda además con el cansancio y la Vit. C que protege contra los alérgenos y modera la reacción inflamatoria.
Oligoelementos: como el Cobre que contribuye al funcionamiento normal del sist. Inmune y el Manganeso, que contribuye a proteger a las células contra el daño oxidativo.
Ácidos Grasos: los famosos Omega 3, que nos ayudan en los procesos inflamatorios.

De éstas sustancias y algunas más, crean los laboratorios de productos naturales nuestros «antialérgicos». Los que los usáis cada año, ya sabéis que es mejor en las alergias de estación, empezar un mes antes de la floración para preparar al organismo e ir poniendo las defensas en su sitio. Aquí os dejo un enlace a nuestra página donde podréis encontrar los que más nos gustan.

 

 

Información sobre producto
Pinchad aquí para ver nuestra selección de productos específicos para esta problemática.

 

Alimentación:
Y en la corrección de los hábitos alimenticios ni me meto, porque como ya he dicho antes, me harían falta seis entradas de Blog. Pero es VITAL corregir la alimentación frente a cualquier patología médica, agresión interna o externa que experimente nuestro organismo (entre éstas las alergias), sea cual sea y venga de dónde venga (primavera, intoxicación alimentaria…). Los alimentos causan «reacciones» dentro del organismo durante su descomposición. Puesto que en los propios alimentos, existen innumerables sustancias que pueden provocarnos alergias, sería de locos, estar a tope de alergia, consumir los alimentos más alérgenos y forrarnos a antihistamínicos ¿no?. Bastante tienen nuestras defensas, pues vamos a ponérselo fácil, alimentándonos de la manera más saludable posible para que los alimentos no las entorpezcan todavía más en esta «lucha». Sólo os diré que entre las viandas que más locas vuelven a nuestras defensas están: productos lácteos, huevos, chocolate, trigo, mariscos, frutos secos, fresas…

Ojo que aquí no estoy hablando de cuando un alimento es el causante de la alergia, estoy diciendo que mientras se esté alérgico perdido, mejor evitar los que más guerra dan. Otra cosa son las intolerancias alimentarias, en las cuales NO se puede ingerir el alimento en cuestión, porque las defensas, no tienen capacidad para metabolizarlo correctamente (que suele ser casi siempre por la falta de una o más enzimas) o las alergias alimentarias severas, eso ya es otra guerra… Así que espero que en este texto «cortito» de aprendamos sobre…las alergias os haya quedado el tema un poco más claro.

y fin!

Recuerda que la información que aquí has leído, en ningún caso suplirá una prescripción o tratamiento médico. Asimismo, recordar que todo no vale para todos, así que antes de comenzar un tratamiento natural, habrás de preguntarle a un profesional. ¡Gracias!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies